Ir al contenido principal

ET2: Procesos Productivos Semi-Industriales

La técnica semi-industrial es aquella en la que si bien aún se realiza trabajo manual en algunas etapas del proceso de producción (que le dan forma al producto), se utiliza maquinaria para otras tareas específicas. Por ejemplo, la elaboración de quesos, pan, pizzas, etc., corresponden una industria semi-industrial, pues parte de la producción se realiza manualmente. 

Desde hace un tiempo se ha comenzado a identificar un nuevo modelo de producción, diferente a la seriada pero que mantiene sus estándares de calidad y con un lenguaje artesanal más actual. 
La demanda de productos únicos y cada vez más personalizables está cuestionando el modelo de producción en grandes cantidades. 
Los pequeños talleres se tornan cada vez más fuertes, debido a su capacidad de generar series cortas o productos notoriamente diferenciados. La práctica de diseño sustentable considera cada vez más el trabajo de los talleres de bajo consumo energético, mano de obra local y modelos productivos propios del lugar de origen. Frente a esta realidad, el diseñador debe involucrarse en el taller y lograr innovar sin inversiones tecnológicas importantes y mejorando la productividad, ayudando a convertir el taller en una empresa competitiva.




Recursos y Procesos

Los recursos son: las personas, el capital, las máquinas y las herramientas, los materiales y la energía.
Las personas. Son la mano de obra y las fuentes de conocimiento y creatividad que posibilitan el buen funcionamiento del sistema.
El capital. Representa el dinero necesario para instalar y poner en marcha el sistema (la empresa).
Las máquinas y las herramientas. Son los instrumentos que permiten transformar la materia prima en producto final.
Los materiales. Son la materia prima empleada para la fabricación del producto final.
La energía. Es lo que permite el funcionamiento de las máquinas y del sistema en general.
Los procesos son las operaciones que tienen por objeto cambiar la forma, la medida, la apariencia, la resistencia, etc., de los materiales para obtener el producto final.
Hay:
Operaciones de proceso (de proceso propiamente dicho) que van transformando un material hasta obtener un componente o el producto final.
Operaciones de ensamble que son aquellas en las que se unen dos o más componentes para crear una nueva entidad (llamada ensamble, subensamble, etc.)
Dentro de la producción industrial, la tendencia es a la producción en serie. La producción en serie permite fabricar un producto en grandes cantidades, a un precio relativamente bajo y en un período de tiempo breve. Tiene como sustento la línea de producción (las primeras fueron las líneas de ensamblaje manual, o cadenas de montaje) formada por una serie de estaciones de trabajo ordenadas para que los productos pasen de una estación a la siguiente y en cada posición se realice una parte del trabajo total. En cada estación de trabajo un obrero realiza su tarea en forma repetitiva, aprovechando al máximo el tiempo y con mínimo esfuerzo, a reemplazar los obreros por robots.
Los fundamentos en los que se sustentaron las primeras líneas de producción (líneas de ensamblaje manual), fueron dos: la división del trabajo y la intercambiabilidad de piezas.
La división del trabajo permite que cada trabajador se especialice y automatice su labor haciendo que la misma sea muy eficiente.
La intercambiabilidad de piezas, un prerrequisito para la producción masiva, se desarrolló en los Estados Unidos en las primeras décadas del siglo XIX. Se conoce con el nombre de Sistema americano de producción.
La fabricación de piezas intercambiables se rige por normas (normalización) a las deben ajustarse las piezas. Las normas prescriben medidas, forma, material, acabado superficial, etc. Se entiende por normalización la manera de establecer y de aplicar reglas y especificaciones, con el fin de ordenar una cierta actividad, y en el caso del producto, garantizar que éste responda a los requerimientos planteados, teniendo siempre en cuenta las exigencias de seguridad.
La normalización fija la calidad mínima y las características funcionales de modo que un producto satisfaga las necesidades para las que se concibió. La normalización posibilita la intercambiabilidad de productos.
Un requerimiento básico de la producción industrial es que el producto y sus componentes cumplan las especificaciones establecidas en el diseño. Las especificaciones de diseño incluyen las dimensiones, las tolerancias y los acabados superficiales de las partes componentes del producto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ET3: Procesos Productivos Industriales

La técnica industrial es aquella donde tanto la ejecución como el control de las distintas tareas del proceso productivo se efectúan con ayuda de máquinas, las que se encuentran, generalmente, en edificios llamados plantas industriales. Se utiliza en la producción en cadena, producción en masa, producción en serie o fabricación en serie fue un proceso revolucionario en la producción industrial cuya base es la cadena de montaje o línea de ensamblado o línea de producción; una forma de organización de la producción que delega a cada trabajador una función específica y especializada en máquinas también más desarrolladas.  En la producción de bienes se marcha cada vez más aceleradamente al reemplazo del trabajo humano (la actividad manual) por la máquina, es decir a la transferencia a la máquina de acciones que realizan o que pueden realizar los seres humanos (en algunos casos particulares se ha logrado casi totalmente). Este hecho, que hoy caracteriza la producción industrial, comenz

ET1-2-3: PROYECTO TECNOLÓGICO

Proyecto Tecnológico El proyecto tecnológico es otra de las Metodologías utilizadas en la Tecnología. Es el resultado de una búsqueda tendiente a solucionar, metódica y racionalmente, un problema del mundo material (problema tecnológico). El objetivo de un Proyecto Tecnológico es satisfacer una necesidad, deseo o demanda concreta (la necesidad de vivienda, de medios de transporte, de organizar los servicios de una ciudad, etc.). Da como resultado un producto nuevo o mejorado que facilitan la vida humana.  Todos los proyectos tecnológicos surgen después de analizar otros proyectos. Con el análisis de producto se puede observar las fallas y poder corregirlas. Las etapas de un proyecto tecnológico son: Detectar la oportunidad Diseño Organización y gestión Ejecución Evaluación Etapas En la escuela, adoptan una doble finalidad: incorporar este tipo de conocimiento, como un procedimiento orientado a resolver problemas, y proporcionar el manejo conceptual de las